Misionologia Global, 2011

Font Size:  Small  Medium  Large
El crecimiento de la iglesia en el Tercer Mundo

EL CRECIMIENTO DE LA IGLESIA EN EL TERCER MUNDO

Heung Chan (Steve) Kim

Candidato para el Doctorado, Southwestern Baptist Theological Seminary

Fort Worth, Texas USA

 

El crecimiento de la iglesia en el Tercer mundo es sorprendente. En tierras donde numerosos misionarios trabajaron por muchos aos sin resultados, Dios se est moviendo en forma sorprendente. En la poca del colonialismo, misioneros trabajaron en el tercer mundo, o con la ayuda de los poderes coloniales o sin ella; ellos tuvieron sucesos en algunas reas, pero en otros no tuvieron sucesos. Actualmente Dios se est moviendo en esos terrenos donde el evangelio entr con dificultad y ahora est creciendo con unos resultados sorprendentes.

 

El Crecimiento de las Iglesias en el Tercer Mundo

Uno de los cambios sorprendentes que est pasando actualmente es el crecimiento del cristianismo en el Tercer mundo. Contrario al negativo y pesimismo imperante de que el cristianismo est disminuyendo, la iglesia por el contrario est creciendo. Pero el crecimiento est pasando en los pases del Tercer mundo. Comentaristas seculares como Samuel P. Huntington tienen una posicin negativa sobre el futuro del cristianismo. A pesar de que l pone nfasis de que el conflicto en el nuevo milenio es cultural, ms que ideolgico o econmico, Huntington predice que el islamismo, en el final vencer al cristianismo. Su perspectiva es que el cristianismo se expande por conversin, en cuanto el islamismo se expande por crecimiento demogrfico. Por lo tanto, para l, el islamismo ser la religin predominante en el mundo y que para el ao 2025, los musulmanes sern el 30 por ciento de la poblacin del mundo.[1]

 

Sin embargo, la prediccin de Huntington no tuvo en cuenta el crecimiento de cristianos en el Tercer Mundo. Philip Jenkins, mirando ms globalmente, predijo que para el ao 2050 la proporcin de cristianos en relacin con los musulmanes ser de tres a uno. De hecho, l predice que el cristianismo ser la religin ms numerosa. Y todava ms, l dice que las predicciones de Huntington tomaron en cuenta solo el cristianismo del primer mundo y no tuvo en cuenta el crecimiento explosivo que est pasando en el tercer mundo.[2]

 

Por causa del crecimiento del cristianismo que est pasando en el hemisferio sur, muchos estudiosos comentan del cambio que est tomando ruta.[3] Un erudito religioso de Kenya John Mbiti mencion que el centro del cristianismo estar en las naciones del hemisferio sur y que no ser ms en Gnova, Roma, Atenas, Paris, Londres . . . New York, sino Kinshasa, Buenos Aires, Addis Adaba y Manila.[4] El cristianismo est creciendo y expandindose, pero para el sur del Ecuador. Esta expansin har que la iglesia mire y preste ms atencin para el sur del globo. El peso que va a tener ella para el futuro del cristianismo ser considerable. Philip Jenkins, en una muy optimista prediccin, dijo que las iglesias liberales van a disminuir y que el mayor crecimiento se dar en los pases del tercer mundo. El observ que el Pentecostalismo ser la mayor fuerza de esta tendencia y que para el ao 2050, habr ms pentecostales que hindes y el doble de nmeros de pentecostales que budistas.[5]

 

Otro fenmeno relacionado con el crecimiento del cristianismo en el tercer mundo es el incremento de nmeros de misioneros que son mandados desde esta parte del mundo. Las misiones son el resultado de este crecimiento o tal vez sean la razn de este crecimiento. Naciones del tercer mundo que antes reciban varias olas de misioneros, ahora son ellas mismas las que mandan. A pesar de que estn alcanzando los grupos no alcanzados adentro de sus propias fronteras, estn a la vez comenzando a mandar misioneros para otras partes del mundo.

 

El Crecimiento del Cristianismo en el Tercer Mundo

 

El cristianismo fue predominantemente una religin del mundo europeo en el fin del siglo 19; Europa y Norteamrica eran los lugares donde la mayora de los cristianos vivan. David Barrett, en su libro World Christian Encyclopedia (La enciclopedia mundial del cristianismo) dice que en el ao 1900, el 80% de la poblacin cristiana era del primer mundo y que una tercera parte de la poblacin mundial era cristiana. El nimo de aquel tiempo estaba tan alto, que ellos pensaron que la evangelizacin del mundo era posible en esta generacin (Evangelization of the World in This Generation.)[6] Este fue el tiempo cuando ser cristiano significaba ser blanco norteamericano o europeo. Y por eso, esto fue una de las razones por la cual el cristianismo estuvo muy ligado a la cultura europea o americana. Sin embargo, la proporcin de este cristianismo europeo o americano fue disminuyendo durante el transcurso del siglo veinte. Sesenta aos despus, en 1960, el cristianismo europeo y americano disminuy un 58% del total. Esta tendencia contino y en 1990 este nmero cay para 38% del cristianismo mundial. Ahora, se predice que en el ao 2025 solo el 20 por ciento del cristianismo ser europeo y en este nmero esta incluido tanto protestantes, as como catlicos. El siglo veinte vio un masivo incremento de cristianos en el tercer mundo y una larga disminucin en el mundo europeo y americano.[7]

 

Las estadsticas hechas por Patrick Johnston muestran la proporcin de que el cristianismo del tercer mundo creci constantemente. En 1900, 16,7 % de cristianos vinieron del tercer mundo. Esta tendencia creci para 35,6 % en 1960 y en 2000 lleg a 59,4 %. Segn Johnston, el cristianismo es ahora verdaderamente una religin global.[8] El pndulo del crecimiento se movi de las naciones del primer mundo para las del tercer mundo. Michael Pocock dice que la razn por este crecimiento no es solo que las personas del primer mundo esta dejando el cristianismo, pero tambin porque el crecimiento esta pasando fuera del primer mundo. En algunas secciones del mundo, la expansin del cristianismo es explosiva.[9] Si sta tendencia continua y por lo visto va a continuar, los cristianos del tercer mundo van a ser la mayora del cristianismo en el mundo.

 

Tambin Philip Jenkins en una forma muy optimista dice que para el ao 2025 el nmero de cristianos mundial llegar a los 2,6 billones, incluyendo 595 millones en frica, 623 millones de Latinoamrica y 498 millones de Asia. La poblacin cristiana en Europa ser de alrededor de 513 millones. frica y Latinoamrica juntos sern el 50 % del cristianismo mundial. Esta tendencia, segn Jenkins, har que la frase cristianismo igual a hombre blanco[10] ser como una frase fuera de contexto. Y cuando uno pregunta que tipo de teologa la mayora del cristianismo tendr, la teologa de la parte del sur del Ecuador pesar ms, porque el nmero de cristianos sern ms numerosos, y ellos estarn impactando cuestiones teolgicas. De hecho, Jenkins sugiere que por causa de este crecimiento numrico en el Sur, la lectura de las Escrituras ser mas literal y fundamentalista, porque muchos de los cristianos de esta parte sostienen ese punto de vista.[11]

 

Si uno mira los nmeros y localizaciones de cristianos en el mundo, uno puede trazar el centro de gravedad. Este lugar es el centro donde los cristianos pueden ser divididos por la mitad, la mitad del Norte y el Sur, as como el Oeste y el Este. El centro de gravedad nos puede identificar el centro geogrfico del crecimiento del nmero de los cristianos en el mundo. Grficamente podemos trazar el movimiento que este centro tuvo en la historia del cristianismo. Comenzando en el ao 33 despus de Cristo, el ao donde la mayora cree que comenz el cristianismo, este centro empez a moverse de Jerusaln para el Norte y el Oeste. Despus, el centro cambi de curso para el Oeste y Sur. Y segn Todd M. Johnson, el observ que en el ao 1970 este centro de gravedad cambi de direccin y comenz a ir para el Este y Sur. Este cambio de direccin muestra que el cristianismo apunta ms para el lado del Sudeste y que el crecimiento est tomando ms raz en aquellos pases que estn ms cerca de este centro.[12]

 

frica

 

Desde la gnesis de la iglesia frica fue parte de ella. Hechos 2 menciona que los africanos aceptaron la fe cristiana en el comienzo. En Hechos 8:26-39 habla de la conversin de un eunuco etope atravs de Felipe. Tambin, Hechos 13:1-3 menciona sobre Nger y Lucio de Cirene, personajes que tienen un transfondo africano. En la era de los padres, Agustine de Hipo y Tertuliano del Norte de frica pusieron sus marcas en la historia del cristianismo. frica siempre estuvo en el corazn de Dios y El est continuamente trabajando en esas tierras.[13]

 

frica fue el lugar donde el colonialismo plant el evangelio con el dominio cultural y poltico europeo. Muchos africanos vieron el evangelio en ropas europeas y acompaados con el poder europeo. Lamin Sanneh, profesor en Yale y Harvard, dice que aparte de los problemas que trajo la era colonial del Cristianismo en frica, hay varios factores que llevaron al extraordinario crecimiento del cristianismo en frica. Uno de esos factores es la terminacin de la era colonial y la expansin consecuente del nacionalismo. La terminacin del poder colonial removi uno de los mayores obstculos para la expansin del cristianismo en frica. Otro factor fue la traduccin de la Biblia en el lenguaje local. Estas traducciones trajeron renovacin cultural y permitieron a los africanos mirar el cristianismo como parte de ellos. El tercer factor son los africanos mismos, ellos dirigieron esta expansin sin ayuda externa y sin cadenas. El ltimo factor que Sanneh menciona es teolgico, el continuo uso de nombres indgenas para referirse a Dios, el cual permiti cierto nivel de compatibilizacin con el evangelio.[14] El establecimiento de iglesias africanas nativas con sus indgenas formas de adoracin y teologa fue lo que permiti este tremendo crecimiento de las iglesias en la parte Sur del Sahara, haciendo de esta regin predominantemente cristiano.[15]

 

El crecimiento de las iglesias africanas es sorprendente. En 1900, solo el 9,2 % de la poblacin era cristiana (alrededor de 10 millones), pero este nmero creci hasta llegar al 45% en 1990 (alrededor de 276 millones). El nmero de evanglicos fue creciendo desde 1,9 % de la poblacin en 1900 hacia 13,2 % en 1990. Este incremento es tan extraordinario que uno puede decir que los africanos estn convirtindose mayormente en cristianos.[16] David Barrett predijo en 1970, que por causa del crecimiento que frica estaba experimentando, que el cristianismo en general se est convirtiendo en una religin no europea o del primer mundo.[17]

 

Andrew Walls, profesor de historia en la universidad de Edinburgh, dijo que el cristianismo africano es indudablemente una religin africana . . . que no es una copia de una institucin existente en otro lado . . . talvez en Africa sea el lugar donde algunas de las nuevas direcciones determinantes en el pensamiento cristiano y actividades, se den lugar en estas tierras.[18] El tambin agreg: que lo que est pasando dentro de las iglesias africanas, en la prxima generacin har determinar la forma de la historia del cristianismo en los siglos venideros; la forma de teologa que caracterizara el cristianismo del siglo 21 talvez dependa de lo que pase en las mentes de los cristianos africanos en el nterin.[19]

 

En otro lado Walls dice: Nosotros tenemos que pensar que el cristianismo africano es potencialmente el representante de la cristiandad del siglo veintiuno.[20] A pesar de los problemas que las iglesias africanas tienen, como el sincretismo, el crecimiento que esta pasando en ella, har que el cristianismo en general sea tocado en una forma muy preponderante.

 

Latinoamrica

 

La iglesia Catlica tiene sus races bien arraigados en Latinoamrica. La mayora de los latinos creen en la virgen Mara y siguen al Papa; sin embargo, el crecimiento del Protestantismo ha sido un fenmeno sorprendente. En 1900, 90.1 % de la poblacin formaron parte de la iglesia Catlica y solo el 1.4% fueron protestantes. La proporcin de protestantes creci y en 1970 esta proporcin fue de 88.4% catlicos para 4.4 % protestantes. Por el ao 1990, la proporcin cambi para 88.9 % catlicos para 9.1 protestantes. En el ao 2000, estas figuras fueron para 88.8 catlicos (461.220.001 poblacin) para 9.3 % protestantes (48.131.716). David Barrett proyecta que para el ao 2025 esta proporcin ser de 87.0 % catlicos (606.059.020) para 10.9 protestantes (76.191.140).[21]

 

Latinoamrica es el lugar donde la conversin por fuerza tom lugar, el evangelio fue llevado por los conquistadores espaoles y portugueses junto con la espada de la conquista. Cuando los europeos encontraron el Nuevo Mundo, ellos emplearon lo que antes haban hechos con los musulmanes en sus tierras: conversin o muerte. El deseo por el oro y poder estuvieron juntos en la conquista de las nuevas tierras. Aunque ellos encontraron largos y poderosos reinos, esas civilizaciones no fueron lo suficientemente poderosas, militarmente hablando, para vencer a los europeos y como consecuencia la religin se expandi rpidamente junto con la conquista. Por causa de la teologa de la iglesia Catlica de aquellos tiempos o por causa de la urgencia de la conquista y subyugacin de los nativos, el resultado de este esfuerzo misionario fue nominalismo. Actualmente, aunque la presencia del catolicismo es muy fuerte, muchos de los catlicos son nominales, sin un gran compromiso con Cristo.[22]

 

Por causa de este nominalismo que se expandi por toda Latinoamrica o tal vez por causa de que la iglesia Catlica quera mantener su status quo o su posicin y ayudar la elite de la comunidad, muchos latinos han decidido cambiar de religin. Especialmente los pobres y marginalizados han decidido por la religin que ofrece prosperidad y felicidad, el Pentecostalismo. La teologa de la liberacin lleg a la lite acadmica, pero los protestantes latinoamericanos tomaron la masa del pueblo. Sin embargo, as como pasa en Latinoamrica, el Pentecostalismo tambin afect a otras partes del mundo, especialmente frica. Aparte del problema del evangelio de la prosperidad que los pentecostales ofrecen, el Pentecostalismo se est expandiendo, tocando y afectando todas las denominaciones protestantes y el catolicismo en Latinoamrica.[23]

 

El crecimiento del protestantismo hizo que varios acadmicos se preguntaran si esta tendencia hara que Latinoamrica se convirtiese en protestante. David Stoll, con su libro Is Latin America Turning Protestant? (Est Latinoamrica tornndose protestante?) considera la pregunta y l concluye con una respuesta abierta.[24] La teologa de la liberacin lleg al nivel acadmico y levant mucha discusin en los foros acadmicos, sin llegar a las masas y a los pobres. Fue un movimiento ms intelectual, que tratar de resolver los problemas de los pobres y marginalizados, aunque sin embargo, la idea estuvo dirigida a buscar una solucin para los problemas de los pobres. Pero los evanglicos, especialmente de las iglesias pentecostales, llegaron a las masas con su predicacin y con una religin experimental. Ellos ayudaron a cumplir los deseos y sueos con el evangelio.[25]

 

Asia

 

En todo los seis continentes del mundo el cristianismo es la religin que tiene el mayor nmero de miembros, pero existe una excepcin: Asia, la ms populosa y la ms grande entre los continentes. En Asia, proporcionalmente el nmero de cristianos no es grande, pero en trminos numricos la poblacin es considerable. Segn David J. Cho, proporcionalmente 76% de los cristianos viven en la ventana 10/40 y muchos de ellos estn en Asia.[26] En 1900 los cristianos representaban el 2.3% de la poblacin total de Asia. Esta proporcin creci para 7.8% de la poblacin, o sea 248.728.290 en 1990. Para el 2000 esta proporcin fue de 8.5 y se predice que para el 2025 ser el 9.8% de la poblacin, o sea 464.800.100 personas.[27]

 

Asia es el continente que representa la ventana 10/40, la que tiene la mayor poblacin, donde las religiones como el Islam, Hinduismo y Budismo son muy fuertes. Asia tiene muchas diferencias y problemas, y por eso es difcil considerar todas las naciones como un solo bloque. La todava no terminada evangelizacin del mundo es reflejada en Asia. El mundo rabe es un gran desafo, junto con China y su enorme poblacin atea. Tambin, la India con su sistema socio-religioso y su tradicionalismo, que hace difcil la penetracin del evangelio en esos lugares. Por muchas razones este es el continente que representa el ltimo y mayor desafo para la iglesia. Sin embargo, existe secciones de Asia donde una gran proporcin de cristianos est presente, como en Filipinas o Corea.[28]

 

El movimiento misionero en el tercer mundo

El crecimiento de la iglesia en el tercer mundo tuvo una vitalidad, el cual permiti formar diferentes asociaciones misioneras. Ejemplo de esto es la Asociacin Evanglica Misionera de Nigeria (en ingles Nigeria Evangelical Mission Association, NEMA). Esta asociacin fue organizada en el 1982, compuesta de 90 agencias misioneras y ms de 3.800 misioneros en 38 naciones. Otra agencia es la Asociacin Misionera de India (en ingles Indian Mission Associations, IMA) que conecta alrededor de 200 agencias misioneras nacionales. En Latinoamrica est la organizacin COMIBAM (Cooperacin Misionera Iberoamericana) la cual ha formado una asociacin de 26 naciones para un movimiento misionero.[29]

 

Las asociaciones misioneras que salieron del tercer mundo tienen las siguientes caractersticas: (1) Una base local para la misin de la iglesia, y una directa relacin entre el misionero y la iglesia que lo manda. (2) El propsito principal es evangelismo y plantar iglesias. (3) Un largo compromiso de parte de los misioneros. (4) Un crecimiento de la fuerza misionera, en contraste con el decrecimiento de nmeros de misioneros mandados por el primer mundo. (5) La relacin Sur para Sur, el contacto entre pases del tercer mundo en el campo misionero, el cual por sus semejanzas ideologas ayudan a extender la misin. Sin embargo, no todo es color de rosa, hay muchas lagunas y problemas entre las asociaciones misioneras de esa parte del globo. Por ejemplo, el envolvimiento econmico de las iglesias para los misioneros no es muy fuerte, ni muy continuo. Muchos de los misioneros vienen de pases con una gran cosecha y sienten frustrados cuando tienen que plantar, con muy poca cosecha. Otro problema de esas asociaciones es que muchos de los misioneros han sido mandados para ministrar a personas de la misma cultura o que hablan un lenguaje similar, ellos tienen poco nfasis en alcanzar personas muy diferentes y en distantes pases.[30]

 

En cuanto el movimiento misionero en el tercer mundo comenz temprano, el descubrimiento de este movimiento es relativamente reciente, alrededor de 1970 y 1980. Autores como Larry Pate and Lawrence Keyes llamaron la atencin de este movimiento y hicieron despertar a la iglesia de ella. Ellos predijeron que este movimiento crecera y prosperara. Segn ellos, si esta tendencia contina, los misioneros del tercer mundo seran la mayora, es decir ms numerosos que los misioneros del primer mundo. En cuanto el descubrimiento de este movimiento creci despacio, el colapso de la Unin Sovitica y las oportunidades ocasionadas, hicieron que la iglesia del primer mundo se abra ms para este movimiento.[31]

 

Larry E. Keyes y Larry D. Pate han notado que el movimiento misionero del tercer mundo no es nuevo, lo nuevo es la realizacin de que este movimiento estaba tomando raz. El primer estudio serio de este movimiento tom lugar en 1972 en el seminario Teolgico de Fuller. Con la gua del Dr. Peter Wagner, los acadmicos Peter Larson, Edward Pentecost y James Wong estudiaron las agencias misioneras del tercer mundo. Ellos descubrieron que existen alrededor de 210 sociedades misioneras y que ellos mandaron 3.404 misioneros al mundo. Unos aos despus, Keyes hizo otra investigacin y encontr que el movimiento misionario creci de 3.404 misioneros en 1972 para 13.000 en 1980 y de 210 agencias misioneras en 1972 para 743 agencias en 1980. Subsiguientes investigaciones fueron conducidas por Larry D. Pate en 1988, en el cual se vio que el nmero de misioneros del tercer mundo creci para 35.924, sirviendo en 118 pases y entre 2.425 grupos de personas. Tambin, el nmero de agencias misioneras ha crecido para 1.094. Por causa de este crecimiento, Pate predijo que el nmero de misioneros del tercer mundo sobrepasara el nmero de misioneros del primer mundo.[32]

 

Las razones de este crecimiento y el impacto del mismo son numerosos. Una de las razones es que los misioneros del tercer mundo pueden viajar para pases que son cercanos a ellos, pero difcilmente pueden misioneros del primer mundo entrar en estos. Otra de las razones es que los misioneros del tercer mundo son culturalmente muy cercanos al grupo para ser alcanzado y ellos pueden identificarse el uno con el otro. La necesidad econmica es otro factor muy importante, porque los misioneros pueden generalmente vivir en la misma condicin econmica del grupo a ser alcanzado, aunque muchas veces el soporte para ellos no es muy constante. Sin embargo, no todo es fcil para ellos. Hay varios problemas y dificultades, uno de ellos es la falta de preparacin misionera, muchos de ellos van sin el entrenamiento. Consecuentemente, muchos de ellos cometen los mismos problemas que los misioneros del primer mundo hicieron.[33]

 

En 1990, segn las investigaciones hechas por Larry D. Pate, 46.157 misioneros protestantes del tercer mundo fueron mandados por agencias de esa parte del mundo y 2.727 fueron mandados por agencias misioneras del primer mundo. Por lo tanto, para el final de 1990, los misioneros del tercer mundo llegaron al 35.6% del nmero total de misioneros protestantes en el mundo. Desde 1980 para 1990, el promedio de crecimiento anual de misioneros del tercer mundo fue13.3%; numricamente fueron 32.919 misioneros en 1990, un aumento de 248% comparado con 1980. Durante el mismo perodo de tiempo, los misioneros del primer mundo crecieron un 0.4% anualmente, o un 48% de 1980 para 1990. Estos nmeros muestran que el nmero de misioneros del tercer mundo est creciendo unas cinco veces ms que el nmero de misioneros del primer mundo. Esta es la razn por la que Larry D. Pate predijo en 1991, que para el ao 2000 el nmero de misioneros del tercer mundo sobrepasara al nmero de misioneros del primer mundo. Segn l, para el 2000 55.5% de los misioneros protestantes vendran del tercer mundo.[34]

 

El tercer mundo est creciendo grandemente, pero este crecimiento no es uniforme. Hay lugares donde crecen en forma exponencial, pero tambin hay muchas lagunas. Una consecuencia de este crecimiento es que el cristianismo ya es una religin global, que no es solo una religin europea o americana. Hay muchos colores representados en el cristianismo. Tambin, el crecimiento del movimiento misionero del tercer mundo es sorprendente. Pero claro, hay muchas piedras en el camino para la expansin del evangelio por el mundo. Algunas de ellas parecen imposibles a mover, pero Dios es el soberano. A pesar de los problemas Dios se esta moviendo y est haciendo cosas sorprendentes. Solo esperamos que esta tendencia contine y haga extender ms el evangelio, que la Gran Comisin de nuestro Seor Jess se cumpla pronto.



 

[1]Samuel P. Huntington, The Clash of Civilizations and the Remaking of World Order (New York: Simon and Schuster, 1996) 65-66; Philip Jenkins, The Next Christendom (New York: Oxford University Press, 2007), 5; Marty Shaw, Jr. and Enoch Wan, The Future of Globalizing: What the Literature Suggests [on-line]; accessed 12 April 2004; available from http://www.globalmissiology.org/english/docs_html/featured
/shaw_and_wan_future_of_globalizing_missions.html; Internet.

 

 

[2] Jenkins, The Next Christendom, 5.

 

[3]Kwame Bediako, Christianity in Africa (Edinburgh: Edinburgh University Press, 1995), viii, 154; Jenkins, The Next Christendom, 2; Lamin Sanneh, Whose Religion Is Christianity? (Grand Rapids: W. B. Eerdmands, 2003).

 

[4]John S. Mbiti, Theological Impotence and the Universality of the Church, Mission Trends No.3, ed. Gerald H. Anderson and Thomas F. Stransky, (Grand Rapids: Eerdmans, 1976), 9-10. Traducciones hechas por el autor del ingles para el espaol.

 

[5] Jenkins, The Next Christendom, 9.

 

[6] David B. Barrett, George T. Kurian, and Todd M. Johnson, World Christian Encyclopedia, 2nd ed., vol. 1 (New York: Oxford University Press, 2001), 3-23; Donald E. Miller, Emergent Patterns of Congregational Life and Leadership in the Developing World: Personal Reflections from a Research Odyssey, Duke Divinity School, Pulpit and Pew Research Reports, no. 3 (Winter 2003): 5. John R. Mott escribi un libro expresando este espritu en su tiempo: John R. Mott, The Evangelization of the World in This Generation (New York: Student Volunteer Movement for Foreign Missions, 1901).

 

[7] Patrick Johnstone, Operation World (Grand Rapids: Zondervan, 1993), 25; Stan Guthrie, Missions in the Third Millennium: Key Trends for the 21st Century (Waynesboro, GA: Paternoster Press, 2000), 133-34; Jenkins, The Next Christendom, 2; Barrett, Kurian, and Johnson, World Christian Encyclopedia, 5.

 

[8] Johnstone and Mandryk, Operation World, 5.

 

[9] Michael Pocock, Gailyn Van Rheenen, and Douglas McConnell, The Changing Face of World Missions (Grand Rapids: Baker Academic, 2005), 134.

 

[10]Traduccin de: This trend . . . would make the phrase a white Christian sound like an oxymoron.

 

[11] Jenkins, The Next Christendom, 2-3. Vea tambien: Philip Jenkins, The New Faces of Christianity: Believing the Bible in the Global South (New York: Oxford University Press, 2006), 2-7.

 

[12] Todd M. Johnson and Sun Young Chung, Tracking Global Christianitys Statistical Centre of Gravity, AD 33-AD 2100, International Review of Mission 93 (April 2004): 166-68.

 

 

[13] Pocock, Van Rheenen, and McConnell, The Changing Face, 135. Andrew F. Walls, The Cross-Cultural Process in Christian History (Maryknoll, NY: Orbis Books, 2002) 86-87.

 

[14] Lamin Sanneh, Whose Religion Is Christianity? The Gospel Beyond the West (Grand Rapids: Eerdmans, 2003), 18-19, 41-42.

 

[15] Alister E. McGrath, The Future of Christianity (Malden, MA: Blackwell Publishers, 2002), 32-33.

 

[16] Patrick Johnstone, Operation World: The Day-by-Day Guide To Praying For The World (Grand Rapids: Zondervan, 1993, 36-37. Pocock, Van Rheenen, and McConnell, The Changing Face, 134-35. Barrett, Kurian, and Johnson, The World Encyclopedia, 13.

 

[17] David Barrett, AD 2000: 350 Million Christians in Africa, International Review of Mission 59 (January 1970): 39-54.

 

[18] Walls, The Cross-Cultural Process in Christian History, 119.

 

[19] Arthur F. Walls, Towards an Understanding of Africas Place in Christian History, in Religion in a Pluralistic Society, ed. J. S. Pobee (Leiden: E. J. Brill, 1976), 183.

[20] Walls, The Cross-Cultural Process in Christian History, 85. Italics from the author.

 

[21] Barrett, Kurian, and Johnson, World Christian Encyclopedia, 14.

 

[22] Pocock, The Changing Face of World Missions, 141.

 

[23] Ibid, 145-46.

 

[24] David Stoll, Is Latin America Turning Protestant? The Politics of Evangelical Growth (Berkeley, CA: University of California Press, 1990), 331. Another is David Martin, Tongues of Fire: The Explosion of Protestantism in Latin America (Oxford, UK: Blackwell, 1990).

 

[25] McGrath, The Future of Christianity, 36-39.

 

[26] David J. Cho, Perspectives of Distinctive Missionary Motives in Asia in New Global Partnership for World Mission, ed., Timothy K Park (Institute for Asia Mission, 2004), 12-13.

[27] Barrett, Kurian, and Johnson, World Christian Encyclopedia, 13.

 

[28] Johnstone, Operation World, 41.

 

[29] David D. Ruiz, The Two Thirds World Church, Lausanne Occasional Paper No. 44 (paper presented at Lausanne Committee for World Evangelization,29 September to 5 October 2004. Pattaya, Thailand) [on-line]; accessed 20 March 2007; available from http://www.lausanne.org/documents/2004forum/LOP44_IG15.pdf; Internet.

 

[30] Ruiz, The Two Thirds World Church.

 

[31] Larry Keyes and Larry Pate, Two-Thirds Missions: The Next One Hundred Years, Missiology: An International Review 21 (1993): 187-206; Shaw, The Future of Globalizing Missions: What the Literature Suggests; Vinay Samuel and Christ Sugden, Mission Agencies as Multinationals, International Bulletin of Missionary Research 7, no. 4 (October 1983): 152-55.

 

[32] Keyes, Two-Thirds Missions, 188-90.

 

[33] Ibid, 191.

 

[34] Larry D. Pate, The Changing Balance in Global Mission, International Bulletin of Missionary Research 15, no. 2 (April 1991): 58-59.